martes, 9 de octubre de 2012

En la opinión de Jorge Armando Romo

En el número 11 de la revista Razonando, misma que puede consultarse aquí, aparece el siguiente texto de Jorge Armando Romo, el director de dicha publicación. Jorge Armando escribió sus impresiones acerca del ciclo Pseudociencias bajo la lupa.


Pseudociencias bajo la lupa
Jorge Armando Romo

Fueron meses de espera y de efectiva organización para que Martín Fragoso nos brindara un interesante e histórico ciclo de conferencias escépticas en la UAM Unidad Iztapalapa. Aunque se habló de los temas seudocientíficos más variados y pintorescos, me parece que el tema de los producto milagro fue el que absorbió más la atención de aquellos días.

Todo comenzó el lunes 30 de junio a las dos de la tarde. Fragoso comenzó dando una elegantes palabras sobre lo que son las seudociencias. A continuación, Adán Lerma de Espejo Escéptico tomó la palabra. Su breve charla rondó sobre la labor de divulgación escéptica que ha llevado a cabo de las formas más variadas. Nos habló también sobre el suicidio masivo homeopático y de cómo, después de varios meses de que este se llevó a cabo, nadie ha muerto aún.

Ese mismo día continuó Martín Bonfil Olivera. Su charla consistió en dar un panorama general sobre todas las seudociencias que rondan por doquier. Los peligros del negacionismo del SIDA, la memoria del agua propuesta por Masaru Emoto y los platillos volantes, entre otros temas, dominaron el escenario. Pero, insisto, la mención sobre los productos milagro fue el tema más considerado.

Para el día martes la discusión (ahora sí) sobre los productos milagro tuvo sus momentos candentes. El Dr. Augusto Bondani mostró un gran dominio del tema al criticar inicialmente los suplementos alimenticios. A continuación, la crítica enérgica sobre los productos milagro y hasta la homeopatía dieron qué pensar a más de una persona del público.

Ese mismo día, Mario Méndez Acosta, en un tono más divulgativo, planteó sus ideas sobre por qué a las personas les agradan tanto aquellos productos. Una de las cosas que más sorprendió fue cuando nos contó que había hablado con la actual directora del IPN sobre la investigación y la carrera homeopáticas que se llevan a cabo en aquella institución académica. En resumen, parece ser que las autoridades están conscientes del problema, pero tratar de eliminar a los grupos homeopáticos sería meterse con toda la industria homeopática nacional.

El día miércoles las conferencias se concentraron en el tema de los OVNIs. Héctor Chavarría, en un tono exclusivamente anecdótico, habló sobre su experiencia escéptica y sus encuentros con Jaime Maussán. Definitivamente dominó el humor en aquella charla.

Por su parte, Luis Ruiz Noguez se dedicó a desenmascarar exclusivamente casos ufológicos. La pareidolia y los argumentos de autoridad son quizás los elementos preponderantes en todos aquellos que dicen mostrar evidencia sobre la supuesta presencia de seres extraterrestres en nuestro mundo.

El día jueves le tocó el turno a la seudotecnología. Daniel Zepeda, alias "el Papá escéptico", como todo un showman (en palabras de Andrés Tonini), se suicidó homeopáticamente al inicio de su charla (bueno, lo intentó). Posteriormente mostró que aquellas tinas para pies desintoxicadoras en realidad no funcionan debido a que los componentes eléctricos del sistema reaccionan con el agua salada ocasionando que el agua se torne de color oscuro a causa de la formación de óxidos, aunque a primera vista de la impresión de que ha eliminado las toxinas presentes en el cuerpo de quien las usa. Pero el peso de la charla rondó en el fraude de las pulseras Power-Balance y cómo con una buena estrategia mercadotécnica se puede engañar a la gente haciéndole creer que unas pulseritas de plástico con un holograma pueden equilibrar supuestas energías presentes en el cuerpo humano.

Continuó Andrés Tonini con el tema de los detectores moleculares. Tonini señaló que éstos son una especie de varitas de zahorí que se utilizan para detectar explosivos y productos químicos como sustancias ilegales. Lo peor de todo es que en México se han invertido grandes sumas de dinero para comprar estas cosas de plástico que en realidad están huecas y que simplemente no funcionan.

Para finalizar las charlas, el día viernes Martín Fragoso nos habló sobre las sociedades y publicaciones escépticas existentes a nivel mundial. Posteriormente, un servidor comparó las seudociencias con la verdadera ciencia para finalizar hablando de la revista Razonando: tanto sus orígenes así como la gente involucrada en el proyecto.

En conclusión, fue un ciclo de conferencias muy agradable y ya hay más personas interesadas en llevar a cabo ciclos similares en otras instituciones académicas. En cuanto tengamos noticias de eventos similares, con todo gusto les daremos los detalles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada